31 de julio de 2011

Bronce bestial

Edición N° 63

---------------
---------------

Probablemente el nombre de Auguste Nicholas Cain no sea conocido para mucha gente, pero así se llamó uno de los más destacados escultores franceses del Siglo XIX, cuya especialidad eran los retratos de animales. Nació en 1822 en París y falleció a los 72 años en la misma ciudad. No obstante, sus obras sobreviven al paso del tiempo en diferentes lugares del mundo, como por ejemplo Buenos Aires.

Desde muy joven, el reino animal despertó el interés de este artista sobresaliente, a tal punto que estudió la anatomía de estos seres vivos y las llevó al bronce en sus diversas formas: pequeñas esculturas, copas, adornos, cofres, etcétera. Con el correr de los años, Cain ideó obras de mayor tamaño y con un realismo impresionante, siempre centradas en los animales en su hábitat natural. El romanticismo propio de las escenas naturales se observa en los grupos escultóricos conformados por ciervos, faisanes, gorriones, conejos y perros, entre otras especies; pero, sin duda, los leones fueron los carnívoros predilectos del escultor, en general representados en lucha con otros animales o en una actitud de caza, destacándose en todos ellos el movimiento fundido en los cuerpos.

Sus obras monumentales fueron valoradas a punto tal de ser requeridas oficialmente por el Ayuntamiento de París para adornar jardines y edificios de la ciudad. Auguste Cain se encargó de fundir sus propios trabajos, pero con su muerte la fundición de la familia fue cerrada y los moldes y los yesos se vendieron a las firmas de Susse Frères y de Ferdinand Barbedienne, las que continuaron realizando series a lo largo del Siglo XX.

En Sudamérica, sólo Montevideo y Buenos Aires poseen varias esculturas de este magnífico artista. En el caso de la ciudad porteña, se adquirieron para la época del Centenario de la Revolución de Mayo con el objeto de embellecer uno de los paseos más tradicionales de Buenos Aires: los Bosques de Palermo. Precisamente en el sector llamado “Plaza Jardines de Invierno” que forma parte del predio que ocupa la Plaza Holanda, pueden verse dos réplicas fundidas por la firma Susse Frères: “La tigresa portando un pavo real para sus cachorros” y “El león de Nubia y su presa”, cuyos originales datan de 1870 y 1873 y se encuentran ubicados en el Jardín de las Tullerías y en los Jardines de Luxemburgo, en Francia, respectivamente.

7 comentarios:

Tutte dijo...

Nunca supe la historia de esas preciosas esculturas... Muy buen post... Saludos!

Mobesse dijo...

Mi viaje a Buenos Aires está cada día más cerca. pero no creo que pueda ver todo lo que nos has traído aquí. Habrá que hacer una selección. Gracias, Andrea.

Andrea dijo...

Gracias Tutte por el comentario. Hay esculturas bellísimas en Buenos Aires, basta con afinar bien la mirada y descubrirlas. Saludos!

Mobesse: ¿cuándo vendrás a Buenos Aires? Ojalá puedas ver con tus propios ojos muchos lugares plasmados en mis historias. Un beso!

Anónimo dijo...

Hace unos años, una amiga me mostró una excavación de una obra pública, sobre la avenida 9 de Julio, antes de llegar a la iglesia que está cerca de Constitución, frente a canal 13, por donde desemboca la calle Constitución (si no me ubico mal). Cerca de la superficie se veía una arcada de ladrillos apolillados y algo que parecía un túnel. Un par de días atrás la habían echado cuando la vieron mirando. Lo mismo ocurrió cuando me llevó a ver. Estaba todo cercado. Me parece que fue en el 2006. Allí abajo hay algo que probablemente ocultaron para que no les entorpeciera las obras.

ALBERTICO dijo...

ESTIMADA ANDREA
A tu critero que puede ser estos
tuneles, es muy probable que se
conocieramos bien el nombre de la
Iglesia en cuestion y la orden a
que pertenece podrian estar conectados en epocas Virreinales o antes con otras Iglesias, de la zona
Cuando puedas contestame
agnodel@gmail.com

Anónimo dijo...

Andrea: tengo una escultura de A.N Cain ,firmada,que es un Perro de Caza en bronce, comprada en 1960 en Bs as por un familiar directo amante del arte. Te informo que esta es otra obra no muy nombrada pero si bellisima como todo lo hecho por este genio.

Andrea dijo...

Hola, si tuvieras una fotografía de la escultura del perro de caza me encantaría que me la envíes para subirla al blog y que todos la puedan apreciar.
Muchas gracias por tu comentario. Saludos.