23 de noviembre de 2007

A vista de pájaro

Edición N° 24


El cuello se estira a más no poder y los ojos tratan de encontrar el faro ubicado en el ápice de la gran torta de hormigón armado color rosa. Es tan alto el Palacio Barolo, que escalarlo con la mirada desde la vereda de enfrente dejará, seguramente, a más de un cuerpo contracturado. Ni qué decir cuando la vista se clava allá arriba, en la increíble cúpula inspirada en el templo Rajarani, de Bhubaneshvar, en la India: tanta belleza bien vale el esfuerzo.

Y si tan glamoroso parece el Barolo por fuera, por dentro es un canto a la excelencia. Inspirado en la Divina Comedia de Dante Alighieri, el edificio se fragmenta en tres partes: el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso. Sus 100 metros de altura desbordan de alegorías a la obra literaria del brillante florentino; y la métrica de sus versos, trasladada al cemento con una precisión matemática admirable, adquiere una dimensión pasmosa en el interior del palacio. Vitraux, lámparas y molduras cargadas de simbolismos acompañan el trayecto trazado por los 1.410 peldaños de mármol de Carrara que conforman la espectacular escalera que parece tener fin en el Cielo.

----------

Ya en los últimos pisos se intuye el abismo: pequeñas y angostas escaleras se abren paso entre las paredes frías, de escasa altura, y dan forma al túnel que culmina en el faro constituido por 300.000 bujías. Esos mismos ojos, que desde la vereda trataban de vislumbrarlo, ahora comparten el espacio vidriado que lo cobija y no pueden evitar la tentación de perderse en el horizonte de una ciudad que, desde allí, luce como de juguete. Buenos Aires, a vista de pájaro, amplifica su hermosura y emociona y cautiva desde la cumbre del extraordinario Palacio Barolo.

16 comentarios:

Luis. dijo...

Felicitaciones por este blog. Cuantas veces anhelamos visitar diversas ciudades del mundo para contemplar diferentes bellezas arquitectónicas, cuando tenemos a nuestra disposición innumerables joyas de la arquitectura representativas de la mayoría de los estilos existentes alrededor del mundo. Sólo es cuestión de levantar nuestra mirada del suelo al caminar para comenzar a descubrir las bellezas que Buenos Aires nos ofrece. Gracias a este Blog y a su autora por facilitarnos el camino de descubrimiento. ¡Adelante!.

Adri dijo...

muy bueno lo del Barolo!. La foto de la vista que se tiene del piso 22 te salió genial! Justo esta semana en la revista Uno mismo, salió una nota donde cuenta que el edificio es una de las construcciones más curiosas de nuestro continente, además de detalles que contó el guía Miqueas.

Adri dijo...

Tenés una vista 360º de la ciudad en el piso 22, te salió muy buena la foto!

Andrea dijo...

¡Gracias, Luis! Lamentablemente, Buenos Aires es una ciudad poco observada en detalle. Por eso agradezco tu comentario y me alegro que, a través del blog, descubras tantas cosas sobre ella.
Saludos, Andrea.


Gracias, Adri. Realmente, las vistas que hay desde la cúpula y desde el faro son impresionantes. Si querés más información sobre el Palacio Barolo, podés entrar en www.pbarolo.com.ar

Gustavo Ernesto Rosa dijo...

Andrea Gracias por este Blog , es lo mas hermoso que vi en mucho tiempo sobre mi Ciudad .
Trabajo en turismo hace 22 años y ahora estoy en lugar hermoso que se llama BocaTango y hace un tiempo escribi un diario de recomendaciones para viajeros que a muchos les ha sido util .
Esto es hermosisimo,sublime .

Andrea dijo...

¡¡¡Muchísimas gracias por tu comentario, Gustavo!!! Es muy gratificante recibir tantos halagos de parte de alguien vinculado durante tanto tiempo con el turismo. Espero que continúes visitando la página y que los nuevos relatos te sigan atrapando tanto.

Tamara Ciollaro dijo...

Una tia me mandó el link de tu blog y cuando entré, mira vos, que lindo blog! Realmente está divino, tanto lo que escribis como las fotos.. Vivo en Brasil, pero soy porteña.. como extraño Bsas!! Estaré siempre por acá.. beso grande!!

bett/ dijo...

andru impresionante!! como el Barolo, tu historia...
recuerdo que cuando trabajaba en Piedras, disfrutaba del paseito de Av. De Mayo hasta el Congreso, solo para contemplar la magnitud y la belleza e historia de estos edificios es casi como meterte en una máquina del tiempo...
cada vez mejor las historias
besitossss

Andrea dijo...

¡¡Gracias, Tamara, por tus palabras!! Espero que te sigas contactando y que cuando vengas a visitar Bs As te des una vueltita por alguno de los lugares que conociste a través del blog.
Saludos, Andrea.


Betty, sos una divina... Espero ver muy pronto la silueta de Buenos Aires en algunos de tus magníficos trabajos de ilustración.
Cariños, Andrea.

Gustavo Ernesto Rosa dijo...

Andrea Hola te quiero invitar a que vengas a BocaTango , llamame y venis a conocer este lugar

http://bocatangopasionportena.blogspot.com/

Andrea dijo...

¡Muchísimas gracias, Gustavo!

Anónimo dijo...

Andrea: te felicito por tu blog. Tus relatos son muy interesantes y es admirable tu capacidad para describir cada lugar y así lograr que, por unos instantes, nos traslademos allí.
Las imágenes de la ciudad que tomaste desde el Barolo son impresionantes.
Gracias por crear un espacio dedicado a esta hermosa Ciudad de Buenos Aires.
Stella.

Fabiana dijo...

Buenos Aires tiene muchos dedos de gigantes que señalan al infinito. Pero el místico edificio Barolo, coronado con su faro, es uno de esos tantos dedos que se realzan al mostrarnos un inigualable anillo de diamantes…

Anónimo dijo...

Para mi el edificio Barolo es un obra de arte que retrata la magnitud de Bs As
dentistaturista

Enki dijo...

Hermoso tu blog, te expresas de una manera muy cautivante, tus fotos acompañan muy bien al texto, o viceversa.
El Palacio Barolo es mi edificio preferido de BA, te agradezco que lo hayas incluido en tu recorrido.
Espero nuevas ojeadas de la ciudad.

Andrea dijo...

¡¡Gracias por tus palabras, Enki!! Ojalá que a partir de cada relato encuentres sitios para conocer que puedan transportarte en infinitas formas al corazón de esta ciudad.
Saludos.