1 de agosto de 2007

Amistad fraternal

Edición N° 10

Buenos Aires atesora una reliquia que, tal vez, es la más antigua de la ciudad. Su longevidad nos obliga a hurgar en los libros de Historia de cualquier biblioteca y a dejar las páginas abiertas en el capítulo referido al Imperio Romano.

Los escritos relatan que la antigua Roma desarrolló su vida en torno a una zona central denominada Foro Romano y que allí se dio cabida a los negocios, a la religión, al comercio y a la administración de justicia. Además de ser el corazón y el cerebro de la urbe, este sitio se destacó por albergar diferentes edificios y monumentos: templos, basílicas, arcos, tribunas... Posteriormente, los foros de César, de Augusto, de Nerva y de Trajano formaron, junto con el espectacular Foro Romano, un colosal complejo, sin precedentes, que mereció el apodo de "Roma de mármol". Sí, las magníficas construcciones italianas dejaban boquiabiertos a sus visitantes...

Siglos después, en el otro extremo del mapamundi, una joven ciudad recibiría a miles de inmigrantes y los albergaría para siempre en su seno. Buenos Aires abrió sus brazos a la inmigración italiana que, ante el recuerdo de sus extraordinarias ciudades, produciría cambios estéticos irrefutables en la arquitectura de la ciudad.

Italia fue la primera nación extranjera en bautizar una plaza porteña con su nombre. Hoy, Plaza Italia, cual foro moderno, es uno de los lugares con mayor circulación peatonal y tránsito vehicular de Buenos Aires. Sin embargo, nadie parece haber notado el trozo de historia que conserva en sus entrañas. Desapercibida para la multitud, se halla una columna de mármol extraída de las excavaciones realizadas en el Foro Romano y que ostenta sus genuinos dos mil años de vida. Mide 1,90 m de altura. Fue donada por el Municipio de la Ciudad de Roma a la Ciudad de Buenos Aires "en simbólico testimonio de amistad fraternal". Su primera ubicación fue en Av. del Libertador y Luis María Campos; pero desde el 21 de septiembre de 1984 se la puede observar, esbelta, en pleno barrio de Palermo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuántos secretos que salen a la luz gracias a tu ojo sensible. ¡Felicitaciones!

bett/ dijo...

que curioso!!!

Andrea dijo...

¡¡Gracias por los comentarios!!

Laura dijo...

guauuu!!!

Ta·tte·ti dijo...

Me encantó tu blog. Súper interesante, tantas cosas al alcance de la vista y sin embargo las pasamos por alto.