29 de junio de 2007

Coloso olvidado

Edición N° 3

En la esquina sur de Bernardo de Irigoyen, en su intersección con la Avenida de Mayo, se encuentra la enorme casona Gregorini, de 1903, de estilo italianizante, actualmente en terrible estado de abandono.

Cubierto por la suciedad y rodeado de pintura colorida que lastima la belleza original de la antigua pared de piedra, emerge, musculoso y fuerte, este escultural coloso de mármol. El hombre carga en las espaldas la piel de un león; trofeo obtenido por su fuerza y por su valentía. Sin duda, es una representación magistral del poder del hombre sobre la bestia.

Y pensar que frente a su imponente figura, hoy despojada del brillo de antaño, desfilaron presidentes, cortejos fúnebres llorados por multitudes y sucedieron las revoluciones más importantes de nuestra historia...

8 comentarios:

Bett/ caprichitos dijo...

muy interesante tu blog, para descubrir secretos de la ciudad de buenos aires, te felicito seguire visitandolo y descubriendo cosas de la ciudad...

Fabiana dijo...

Qué buena oportunidad para deterner la mirada y el corazón en aquellos rincones tan olvidados por el "progreso".
Ojalá sirva este blog para que todos tomemos conciencia de las riquezas artísticas que hay en la ciudad y que, sin embargo, cada día las destruimos con el olvido.

Roberto dijo...

"Los espejos se emplean para verse la cara; el arte para verse el alma" (Bernard Shaw). ¿Será que el alma de la ciudad de Buenos Aires muere un poco cada día al mismo paso que se acentúa el descuido de las bellísimas obras que otrora engalanaban esta ciudad? Te felicito por ocuparte de lo que muchos hemos olvidado durante mucho tiempo.

Jorge (bravojorgea@hotmail.com) dijo...

Los "secretos de Buenos Aires" comienzan a dejar de ser tales gracias a este blog.
¡Hay tantas cosas hermosas para ver en esta ciudad! Sólo debemos dejar que nuestros ojos descubran esas bellezas, que no se esconden, y que sólo nosotros, con nuestra abstracción, transformamos en secretas.
Bares, personajes, árboles, estatuas, calles, cúpulas, puertas, ventanas, arquitectura, arte: todo está expuesto pública y "secretamente" -¡qué paradoja!-para nuestro disfrute.
Gracias por ayudarnos a descubrir los tesoros de "la ciudad junto al río inmóvil".
Jorge
bravojorgea@hotmail.com

Anónimo dijo...

Que sigas disfrutando de Bs As y de seguir describiéndola...
Muy bueno lo tuyo!
Adri
Si querés publica mi página de fotos

Andrea dijo...

¡¡Gracias por los comentarios!! Esta escultura siempre me causó mucha pena. ¡Tanta belleza no merece estar opacada en pleno corazón de la ciudad!

Sanctus_ Morz dijo...

Ésa estatua del coloso de mármol con la piel del león encima no es la representación del poder del hombre sobre la bestia, es el mismísimo Hércules !!! Sosteniéndo con su fuerza ése bloque de cemento !!!

Andrea dijo...

Sanctus-Morz: estás en lo cierto. El coloso de la fotografía no es otro que Hércules. Pero recuerda que, según la mitología griega, a él se le encomendaron doce trabajos, siendo el primero de ellos matar a un terrible león que azotaba al territorio de Nemea y adueñarse de su piel; y que, una vez vencido el animal, cuya piel era tan dura que no había armas que la penetraran, lo desolló y utilizó su piel como armadura. A grandes rasgos, la mitología griega no es otra cosa que el relato de la vida y las hazañas de sus dioses y otras divinidades, así como la explicación del origen del mundo. Por lo tanto, no es errada la apreciación del hombre venciendo a la bestia, pues la mitología griega ha tenido mucha influencia en el desarrollo del mundo occidental.
Por otra parte, todos los atlantes -quedan varios en Buenos Aires-, independientemente de la representación elegida, eran utilizados para sostener capiteles de los edificios.
Más datos sobre atlantes: http://www.secretosdebuenosaires.com/2007/08/quiz-estos-gigantes-hayan-logrado.html

Saludos,
Andrea.